Recibe las noticias por Email:

Busca y captura del ladrón de televisiones

Un vecino de la Alpujarra se queja de haber sufrido tres asaltos en su bar de Mecina Bombarón en los dos últimos meses

Iván, un vecino de Mecina Bombarón nacido en Portugal, ha colocado en la fachada de su bar ‘El Yayo’ un cartel que dice lo siguiente: «Recompensa de 500 euros a la persona que me dé una pista de quien me ha robado. No diré nada ni denunciaré, doy mi palabra. Solo quiero lo mío al precio que sea. No seas cobarde dímelo. En dos meses me han robado tres veces».

Iván ha manifestado a IDEAL que su bar, situado frente al Ayuntamiento, se lo alquiló a su dueño hace año y medio para poder salir adelante y criar a sus tres nietos pequeños de los que, por diversos motivos, se hice cargo de ellos. «Pero no levanto cabeza -afirma- porque en los últimos sesenta días mi bar ha sufrido de madrugada tres asaltos tras acceder los delincuentes por la puerta metálica después de forzarla. El dinero no ha sido el único objetivo de los ladrones, porque también se han llevado televisores, bebida, una consola de mis nietos y mi móvil, todo ello valorado en unos 4.000 euros», afirma.

Tres son tres

Según Iván, la primera vez que le robaron se llevaron un televisor, además de lo ya citado; en el segundo robo, los ladrones se largaron de nuevo con otro televisor que había comprado unos días antes, pero es que «en el tercer robo también se llevaron otra televisión de grandes dimensiones que había adquirido recientemente».
En opinión de Iván «en este tercer robo los delincuentes han tenido que utilizar un vehículo grande porque en un turismo no cabía el televisor de plasma que adquirí, pensando en que ya no me robarían más. Pero no ha sido así. También lo perdí. Y para que mis clientes y mis nietos puedan ver la tele he comprado el cuarto televisor. Espero que este dure más que los otros. Por lo pronto, ya he tomado medidas para dar con los delincuentes y para que no me sigan robando».

Manifiesta que ya ha perdido 12.000 euros en los tres robos y que no gana «para sustos y para reponer televisores. Una noche me quedé vigilando el bar y a eso de las cuatro de la madrugada comenzaron a trastear la puerta. Di varias voces y se fugaron. Después puse una alarma y ni con esas: también me robaron». Pero Iván no es el único pues, dice, que también están robando en otros pequeños comercios.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>