Recibe las noticias por Email:

Presentacion del libro ‘Heredades de los habices de la iglesia de El Golco de Mecina’

Lorenzo Luis Padilla Mellado ha publicado ‘Heredades de los habices de la iglesia de El Golco de Mecina’, con financiación del Ayuntamiento de Alpujarra de la Sierra, un libro que recopila los habices musulmanes que sirvieron para levantar iglesias tras la conquista castellana de Granada

Alcalde junto a la fundación y Lorenzo

Alcalde junto a la fundación y Lorenzo

Lorenzo Luis Padilla Mellado (Yátor, 1952) presentó el pasado viernes el libro ‘Heredades de los habices de la iglesia de El Golco de Mecina’, en la sede de la Fundación Euroárabe de Altos Estudios en Granada. El Ayuntamiento de Alpujarra de la Sierra –municipio integrado por Mecina Bombarón, Yegen, El Golco y Montenegro- ha editado el libro, en el que Padilla Mellado repasa y deja constancia de los bienes habices de la iglesia de El Golco.

Esos bienes habices eran donaciones pías de la sociedad medieval musulmana para el mantenimiento de mezquitas y rábitas. Tras la conquista castellana, en 1501 los musulmanes son obligados al bautismo cristiano, y esos bienes, considerables, pasan a las nuevas iglesias, principalmente para financiar los gastos de las nuevas construcciones. Los habices fueron divididos: unos pasaron ser controlados por la Iglesia, y otros a la Corona de los Reyes Católicos. Un libro encargado en 1530 por el Arzobispo de Granada, Cristóbal Miñarro, dejó constancia de los habices de la iglesia de El Golco –entonces parte de la Tahá de Juviles-, y ha servido a Lorenzo Luis Padilla Mellado, militar de carrera retirado, para publicar el libro presentado el viernes.

Padilla es ahora Doctor en Historia Medieval por la Universidad de Granada, tras la realización de una tesis en la que ha estudiado los bienes habices de las iglesias de la Alpujarra y el Valle de Lecrín. El profesor de la Universidad de Granada Manuel Espinar, director de su tesis, le acompañó en la presentación del libro, en la que también estuvieron presentes el alcalde de Alpujarra de la Sierra, José Antonio Gómez, y el concejal de Cultura, José Miguel Moreno. 
Manuel Espinar se alegró de que este tipo de iniciativas cuenten con financiación externa a la Universidad, en este caso del Ayuntamiento de Alpujarra de la Sierra. Tras definir al autor como “un trabajador incansable”, afirmó del libro que “merece la pena porque es poco habitual que tengamos documentación sobre esta zona del Reino de Granada; la documentación de los habices es importante porque es árabe, transcrita al castellano”. “La Alpujarra es una de las pocas zonas que pueden aportar documentación con una riqueza incalculable”, añadió.
Para el alcalde, José Antonio Gómez, “fue una suerte que Lorenzo se enterara que en ese pueblo de sus orígenes –su madre era de Golco- se estuviera apostando por la cultura”. “Tenemos ya previstos otros libros más –afirmó-; esta crisis lo pone difícil, pero en cultura no hay que escatimar: es la inversión más rentable. La cultura ha sido una de las claves para que el municipio esté en el mapa y tenga cada vez más futuro, y en Lorenzo vamos a tener un colaborador excepcional”, comentó el alcalde, que animó a los presentes a visitar la Alpujarra, porque “allí la historia está viva”.

Lorenzo Luis Padilla Mellado, que ya ha publicado varios libros y artículos en revistas de reconocido prestigio, destacó en la presentación la “importancia de que las gentes de la Alpujarra conozcan la riqueza de su patrimonio”. Repasó los datos más interesantes del libro, empezando por el origen del nombre de Golco, ‘Gutquh’ (Godco, gótico), “lo que hace pensar en un posible asentamiento romano y visigótico”. Una población que en época árabe contaba con “tres centros religiosos, dos barrios, un molino y dos fuentes”.

Según explicó el autor, tras la conquista del Reino de Granada por los Reyes Católicos, los legados habices no cambiaron de condición. Sin embargo, tras las revueltas mudéjares de 1499, se aplicaron al sostenimiento de fábricas de las iglesias (habices de la Iglesia), otros se los quedaron los reyes, otros fueron asignados a la redención y rescate de cautivos; otros para ayuda y limosna de los más necesitados, y otros para reparación y conservación de bienes públicos (acequias, murallas, caminos…).

Fuente: infocostatropical.com

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>