Recibe las noticias por Email:

Un vigilante del Infoca se enfrenta a cárcel acusado de provocar un incendio forestal en 2005

Un tribunal del jurado enjuicia desde este lunes en la Audiencia Provincial de Granada a un hombre de 32 años, de iniciales L.M.R., acusado de provocar un incendio forestal entre las localidades de la Alpujarra granadina de Mecina Bombarón y Yégen el 14 de agosto de 2005, fecha en la que trabajaba de vigilante del dispositivo del Infoca.

El procesado, a quien la Fiscalía no imputa delito alguno, se enfrenta a tres años de prisión y multa, acusado por la empresa pública Egmasa, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, que le reclama además los cerca de 3.000 euros que supuso el coste del despliegue de medios necesarios para extinguir las llamas, que arrasaron 9,58 hectáreas de una zona ubicada en el Parque Natural de Sierra Nevada.

Según el escrito de conclusiones provisionales de Egmasa, que ejerce la acusación particular, el incendio tuvo 13 focos, dos de ellos muy cerca de la carretera que conecta Mecina Bombarón y Yégen, del municipio de la Alpujarra de la Sierra. El fuego, que se detectó a las 5,00 horas y no se dio por extinguido hasta las 20,00 horas, llegó incluso a alcanzar a algunos de los cortijos de la zona, lo que puso “en grave riesgo” a sus inquilinos.

Se da la circunstancia, según sostiene la acusación, de que el vehículo del imputado se vio por testigos y por los miembros del retén muy cerca de uno de los focos. Por ello, Egmasa atribuye a L.M.R., natural de Alemania y residente en Yégen, un delito de incendio de montes y masas forestales con la agravante de que las llamas afectaron a una superficie de considerable importancia ocasionando un grave deterioro o destrucción de los recursos naturales. Sin embargo, la Fiscalía, que reconoce el incendio, no ve prueba de cargo suficiente para acusar al vigilante, para el que su defensa pide igualmente la libre absolución.

Durante la primera sesión del juicio, que está previsto que se prolongue hasta el próximo viernes, el inculpado, ahora desempleado, ha asegurado que aquella noche se fue al pueblo cercano de Bérchules “de fiesta” y que llegó a su casa para dormir unas dos horas antes de que se produjera el incendio. Ha indicado que en aquella época poseía un Renault 5 de unos 15 años –justo el coche que el retén vio en las inmediaciones de uno de los focos– y que nadie más solía usarlo además de él, por lo que no ha podido dar una explicación acerca de que el vehículo pudiera haberse visto a las 5, cuando él lo había aparcado sobre las 3.

SIN “RENCILLAS”

Cuando fue detenido por la Guardia Civil en su domicilio, según ha explicado, se tuvo que vestir porque se encontraba en la cama y se puso una ropa de faena que tenía en un bolsillo un mechero. En verano, ha dicho, no fuma por problemas de respiración, por lo que este mechero lo llevaba encima “por casualidad”. El procesado ha negado, a preguntas de la acusación particular, tener algún tipo de rencilla con Egmasa que le podría haber llevado a provocar el fuego, y ha recordado que se le apercibió verbalmente por no contestar a los walkies en su puesto de vigilancia, en Murtas, pero que todo “fue un problema de baterías” que se solucionó poco después.

También en la sesión de este lunes ha declarado el que entonces era capataz del retén que trabajó para extinguir el incendio, que ha apuntado que aquella noche, justo a 20 metros del último de los focos, vio un vehículo en la carretera de Mecina a Yégen que tenía las mismas características del de T.M.R., pero que no consiguió ver la matrícula.

Sin embargo, los agentes de la Guardia Civil que se hicieron cargo del caso en primer lugar han asegurado que uno de los miembros del retén ya les facilitó la matrícula, lo que les llevó a localizar el coche, que encontraron con el capó “muy caliente”, y a detener a T.M.R.. El agente que se dirigió a su domicilio para arrestarlo ha afirmado que éste “se hizo el dormido” y que estaba lleno de “tizne”, como su hubiera estado trabajando en el campo, “no de fiesta”, un extremo que sin embargo no hizo constar en el atestado que redactó, razón por la que el fiscal y la defensa han mostrado su extrañeza.

El juicio continuará este martes con la declaración de más testigos, y, aunque se han reservado todos los días de la semana para la continuación de las sesiones, es previsible que quede visto para veredicto antes del próximo viernes.

Fuente: Europa Press

1 comment to Un vigilante del Infoca se enfrenta a cárcel acusado de provocar un incendio forestal en 2005

  • DAVID

    Pues que le caiga todo el peso de la lei, por suerte no hubo victimas ni grandes daños, lo recuerdo por que fue un dia de las fiestas de la plaza vieja si no recuerdo mal

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>